Chat with us in Facebook Messenger. Find out what's happening in the world as it unfolds.

Migrants wait for access to request asylum in the US, at the El Chaparral port of Entry in Tijuana, Mexico, Monday, April 30, 2018. bout 200 people in a caravan of Central American asylum seekers waited on the Mexican border with San Diego for a second straight day on Monday to turn themselves in to U.S. border inspectors, who said the nation's busiest crossing facility did not have enough space to accommodate them. (AP Photo/Hans-Maximo Musielik)
Migrants wait for access to request asylum in the US, at the El Chaparral port of Entry in Tijuana, Mexico, Monday, April 30, 2018. bout 200 people in a caravan of Central American asylum seekers waited on the Mexican border with San Diego for a second straight day on Monday to turn themselves in to U.S. border inspectors, who said the nation's busiest crossing facility did not have enough space to accommodate them. (AP Photo/Hans-Maximo Musielik)

    JUST WATCHED

    El futuro es incierto para los migrantes centroamericanos que soliciten asilo a EE.UU.

MUST WATCH

El futuro es incierto para los migrantes centroamericanos que soliciten asilo a EE.UU.

Para muchos de los alrededor de 200 migrantes centroamericanos que llegaron a la ciudad fronteriza de Tijuana, y que están solicitando asilo político en Estados Unidos, se les hará difícil encontrar quién les dé refugio. Esto si es que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas les permite salir mientras un juez de inmigración revisa sus casos. Una pareja que vive en San Diego está dispuesta abrirle las puertas de su casa a uno de ellos. Gonzalo Alvarado nos presenta la siguiente historia.

El futuro es incierto para los migrantes centroamericanos que soliciten asilo a EE.UU.

Para muchos de los alrededor de 200 migrantes centroamericanos que llegaron a la ciudad fronteriza de Tijuana, y que están solicitando asilo político en Estados Unidos, se les hará difícil encontrar quién les dé refugio. Esto si es que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas les permite salir mientras un juez de inmigración revisa sus casos. Una pareja que vive en San Diego está dispuesta abrirle las puertas de su casa a uno de ellos. Gonzalo Alvarado nos presenta la siguiente historia.