World

El escondite afgano de bin Laden

Published 3:30 PM ET, Thu March 12, 2015
Share
32  OBL photos GX-2067-OBL-film[3]-5732  OBL photos GX-2067-OBL-film[3]-57
1 of 32
Osama bin Laden sostiene un rifle Kalashnikov en Tora Bora, una zona montañosa de Afganistán, en noviembre de 1996. Un notable conjunto de fotografías —la primera muestra a Bin Laden en el escondite donde iba a buscar refugio después del 9/11— salieron a la luz el mes pasado en el juicio por conspiración de terrorismo contra el teniente de bin Laden, Khaled al-Fawwaz. Al-Fawwaz era un canal de comunicación de Al Qaeda en Londres a mediados de la década de 1990. U.S. Attorney's Office/Southern District Of New York
Bin Laden fue por primera vez a Afganistán en la década de 1980 para participar en la guerra contra la Unión Soviética. Él cofundó al Qaeda con combatientes de ese conflicto. U.S. Attorney's Office/Southern District Of New York
Aquí se ve a bin Laden dentro de su escondite Tora Bora, a punto de grabar un discurso. A partir de 1996, cuando publicó su primera fatwa o decreto religioso, para matar a estadounidenses, bin Laden comenzó a conceder entrevistas a la prensa para dar a conocer sus quejas contra Estados Unidos y sus aliados. U.S. Attorney's Office/Southern District Of New York
Cuando emitía sus declaraciones, bin Laden solía sentarse frente a estantes de libros islámicos para transmitir una imagen intelectual. U.S. Attorney's Office/Southern District Of New York
Bin Laden se sienta frente a los estantes de libros dentro de su escondite en Tora Bora. Sus tres esposas y más de una docena de hijos luchaban con las escasas comodidades. El único calor provenía de una estufa de leña. U.S. Attorney's Office/Southern District Of New York
Bin Laden, un exiliado saudí, llevó a al Qaeda a Sudán durante cuatro años en la década de 1990 y en 1996 regresa a Afganistán, el cual era gobernado por los talibanes. U.S. Attorney's Office/Southern District Of New York
En Tora Bora, Bin Laden se encontraba rodeado de guardaespaldas, fieles seguidores y miembros de su familia. U.S. Attorney's Office/Southern District Of New York
En mayo de 1996, bin Laden se instaló al este de la ciudad afgana de Jalalabad. Para llegar a su fortaleza montañosa de Tora Bora se requería hacer un largo viaje en auto hacia arriba por un camino de terracería que él había construido. U.S. Attorney's Office/Southern District Of New York
En 1998, menos de dos años después de que esta fotografía fuera tomada, los seguidores de bin Laden bombardearon las embajadas estadounidenses en Kenia y Tanzania, matando a 224 personas e hiriendo a alrededor de 4.000. U.S. Attorney's Office/Southern District Of New York
El viaje desde Jalalabad hasta Tora Bora era un viaje peligroso y lleno de baches que pasaba por puestos de control armados. En el vehículo elegido por al Qaeda —una camioneta Toyota— se hacían tres horas de viaje. U.S. Attorney's Office/Southern District Of New York
El exterior del escondite de bin Laden estaba hecho de barro y piedra. U.S. Attorney's Office/Southern District Of New York
Un pasadizo secreto se ve en Tora Bora. Bin Laden les dijo a sus hijos que ellos debían saber cómo salir de las montañas en caso de guerra. U.S. Attorney's Office/Southern District Of New York
Un hombre joven se ve de pie fuera de la casa. U.S. Attorney's Office/Southern District Of New York
En Tora Bora, las condiciones de vida eran medievales. La única luz con la que contaban en la noche era la de la luna y de las linternas de gas. U.S. Attorney's Office/Southern District Of New York
Bin Laden tenía una casa de dos dormitorios en Tora Bora. U.S. Attorney's Office/Southern District Of New York
El hambre era un compañero frecuente de los hijos de Bin Laden, cuya alimentación consistía de arroz, pan, huevos y queso salado. U.S. Attorney's Office/Southern District Of New York
Además de las esposas y los hijos de bin Laden, decenas de combatientes de al Qaeda también pasaron tiempo con bin Laden en el refugio de la montaña. U.S. Attorney's Office/Southern District Of New York
Bin Laden se ríe durante un paseo. U.S. Attorney's Office/Southern District Of New York
Abdel Barri Atwan, un periodista palestino cuyo viaje a Afganistán en 1996 produjo estas fotografías, afirmó que bin Laden le dijo que odiaba a los estadounidenses, las políticas estadounidenses y el despliegue de tropas en el Medio Oriente. U.S. Attorney's Office/Southern District Of New York
El asentamiento de Tora Bora y el complejo de cuevas se veían por encima de la línea de nieve en invierno. U.S. Attorney's Office/Southern District Of New York
Bin Laden descubrió Tora Bora durante la guerra contra los soviéticos en la década de 1980. U.S. Attorney's Office/Southern District Of New York
Una vista del lago fuera de Tora Bora. U.S. Attorney's Office/Southern District Of New York
Abu Musab al-Suri, el ideólogo de origen sirio, era un aliado en la yihad con bin Laden, quien alguna vez estuvo encargado de los campos de entrenamiento en Afganistán. U.S. Attorney's Office/Southern District Of New York
Desde la izquierda, en el interior de la cueva de bin Laden, están al-Suri, bin Laden y el documentalista británico Gwynne Roberts. U.S. Attorney's Office/Southern District Of New York
Al-Suri era un partidario de bin Laden en la década de 1990 y quien más tarde se convirtió en un crítico de la estructura jerárquica y burocrática de al Qaeda. U.S. Attorney's Office/Southern District Of New York
Al-Suri abogó por una "yihad sin líder" con "operaciones espontáneas" llevadas a cabo por personas y células sin conexión en todo el mundo. U.S. Attorney's Office/Southern District Of New York
Al-Suri, a quien se ve aquí tomando fotografías, publicó en 2004 "Llamada a la Resistencia Islámica Global" en el Internet, donde explica que no hay necesidad de que existan enlaces organizacionales entre los "combatientes de la resistencia". U.S. Attorney's Office/Southern District Of New York
Más de 200 combatientes de al Qaeda murieron en la batalla de Tora Bora en diciembre de 2001 y más de 50 fueron capturados. Bin Laden y su sustituto, Ayman al-Zawahiri, escaparon. U.S. Attorney's Office/Southern District Of New York
Al-Suri, a la izquierda, con Atwan. Atwan fue el editor fundador de Al-Quds Al-Arabi, un periódico árabe independiente publicado semanalmente en Londres y que había sido crítico de ciertos regímenes árabes y de la Guerra del Golfo Pérsico de 1991. Él logró la primera entrevista con bin Laden en este viaje de 1996. U.S. Attorney's Office/Southern District Of New York
Bin Laden se llevó al periodista Atwan en una caminata de dos horas alrededor de Tora Bora. "A él le encantaba la naturaleza del lugar. Amaba la montaña. Ellos estaban tratando de tener su propia comunidad, de cultivar sus alimentos", recordó Atwan. Al-Suri fue detenido en Pakistán en 2005 y enviado a Siria, donde fue encarcelado. U.S. Attorney's Office/Southern District Of New York
Bin Laden camina a solas en la base de una montaña. Mientras las tropas estadounidenses se acercaban a Tora Bora a finales de 2001, bin Laden escapó. Una década más tarde, los Navy SEAL de Estados Unidos lo mataron en su siguiente escondite en Abbottabad, Pakistán. U.S. Attorney's Office/Southern District Of New York
En 1998, menos de dos años después de que esta fotografía fuera tomada, los seguidores de bin Laden bombardearon las embajadas estadounidenses en Kenia y Tanzania, matando a 224 personas e hiriendo a alrededor de 4.000. U.S. Attorney's Office/Southern District Of New York