ADN, el futuro del almacenamiento de datos