Travel

Fotografía subacuática

Updated 11:07 AM ET, Sat June 21, 2014
Share
IRPT Underwater Photography _ Boaz MeiriIRPT Underwater Photography _ Boaz Meiri
1 of 30
Los iReporteros compartieron sus mejores fotos de debajo del mar. Aquí, un buzo nada con un tiburón limón en la playa del Tigre en Nassau, Bahamas. Este es un lugar popular para los buzos veteranos que buscan mezclarse con los tiburones sin jaula. Courtesy Boaz Meiri
Gusanos árbol de Navidad celebran en la parte de arriba de un coral de cerebro en aguas de Cozumel, México, donde los arrecifes le ofrecen a los buzos la oportunidad de fotografiar una variedad de vida marina. Courtesy Christian Baki
El buzo experimentado Boaz Meiri desea que muchas personas pensaran diferente de los tiburones. "Los tiburones no son lo que recuerdan de la película 'Tiburón'", dijo. Meiri fotografió a un gran tiburón tigre hembra a 5,7 metros bajo el mar en la playa del Tigre en Nassau, Bahamas. Courtesy Boaz Meiri
Bob Fish ( sí, ese es su nombre real) ha estado fotografiando sus aventuras bajo el agua desde 1994 y no puede pensar en dejar de hacerlo. En esta toma, el captó un banco de barbos de Bermuda que viajaban juntos hacia aguas poco profundas. Courtesy Bob Fish
Esta foto de una medusa luna que flota con gracia en las aguas de Key West, Florida, es una de las fotografías favoritas que Fish ha tomado. Courtesy Bob Fish
Jorge González dijo: "Relájate y se paciente. Al final, serás recompensado con una hermosa fotografía". González fotografió esta langosta a 13 metros bajo el agua en Groton, Connecticut. Courtesy Jorge Gonzalez
La esposa de Christian Baki reclama su lugar sobre los restos del naufragio de Felipe Xicontencatl cuando bucearon en Cozumel, México. Courtesy Christian Baki
Delfines pasan por Rangiroa, Polinesia Francesa. "Fue la experiencia submarina más genial e increíble que he tenido", dijo Laura Waters. Rangiroa es el segundo atolón más grande en el mundo. Courtesy Laura Waters
Meiri dijo: "Busca los pequeños detalles cuando bucees. Hay muchas criaturas escondidas en los océanos". El capturó este pez payaso tomate en 2011 mientras buceaba en Dauin, Filipinas. Courtesy Boaz Meiri
Rich Muller ha sido un fotógrafo durante más de 40 años, pero esta sesión de fotos fue la primera vez que experimentaba bajo el agua. Él espió a una estrella de mar en un pequeño arrecife en Montego Bay, Jamaica. Courtesy Rich Muller
Trevor Murphy capturó esta foto del campeón internacional de surfing Mega Semadhi sobre una ola en la playa de Padang Padang en Bali, Indonesia. "Lo más difícil de la fotografía acuática es la preparación y la sincronización; no hay espacio para equivocarte", dijo. Courtesy Trevor Murphy
Un pequeño pulpo muestra su lado elegante durante una inmersión nocturna en las aguas de Anilao, Filipinas. Simon Lorenz tomó esta foto a más o menos 6 metros debajo de la superficie. Courtesy Simon Lorenz
En cualquier océano pueden encontrarse criaturas hermosas. Este gusano de tubo se dobla bajo el agua en Jamestown, Rhode Island. Courtesy Jorge Gonzalez
Tres peces ángel y una tortuga de mar de hawksbill conforman un extraño equipo cuando viajan juntos en Cozumel, México, un destino popular de buceo para fotógrafos submarinos. Courtesy Benigno Rodriguez
Los cerebros no solo están en la cabeza. El fotógrafo profesional Matt Swinden captó esta toma en primer plano de un coral de cerebro mientras buceaba en Isla Mujeres, México. Courtesy Matt Swinden
Huy Duong encontró a un compañero de buceo mientras exploraba la Segunda Catedral en Lanai, Hawái, el año pasado. Hay dos famosas cavernas, la Primera y la Segunda Catedral, las cuales fueron formadas por enormes tubos de lava submarinos. Courtesy Huy Duong
Una colorida anémona del Norte en las aguas de Gloucester, Massachusetts, espera atacar a su presa con sus tentáculos. Courtesy Jorge Gonzalez
Tom Logston dijo: "Cada inmersión es una nueva aventura". Logston fotografió este pez sepia mientras buceaba en el mar de Bismarck, Papúa Nueva Guinea. Ha estado buceando desde los años setenta y se inspiró en la exploración de Jacques Cousteau. courtesy Tom Logston
Un mar de peces pasó por los lentes de Rober Ondrovic durante una excursión de 10 días en las Islas Galápagos. Ondrovic dijo: "A veces necesitas ir debajo de la superficie en lugar de quedarte muy arriba para poder explorar las maravillas y la belleza de la naturaleza". Courtesy Robert Ondrovic
¿Puedes ver a los dos caballos de mar que se están abrazando en este jardín de caballos de mar? Bill Schwamle lo hizo en Cozumel, México. Courtesy Bill Schwamlee
Mientras buceaba en Stuart Cove en Nassau, Bahamas, Konstantinos Kohilas se tomaba una selfie submarina cuando apareció un tiburón. Courtesy Konstantinos Kohilas
Un caracol lengua de flamenco se alimenta de coral en las aguas alrededor de Cozumel, México. Courtesy Christian Baki
Ted Alan Stedman tomó esta foto a 18 metros bajo el agua mientras buceaba por los arrecifes de Bora Bora, Polinesia Francesa. Courtesy Ted Alan Stedman
Una toma en primer plano de coral durante una inmersión en Cozumel, México, muestra un patrón intrincado. Courtesy Christian Baki
Un gobio de coral fue fotografiado en lo profundo del mar, frente a la costa de Dauin, Filipinas. Courtesy Boaz Meiri
Fish, quien capturó este pez globo en Islamorada, Florida, dijo: "Practica algunas inmersiones antes. Asegúrate de tener un buen (o excelente) control de capacidad para flotar antes de hacer cualquier cosa". Courtesy Bob Fish
Baki dijo: "En mi primer viaje de buceo tenía una pequeña cámara compacta, y eso me inició en mi viaje de aprender sobre la fotografía submarina. Adquirí una mejor cámara conforme gané más experiencia". Baki capturó esta imagen de buzos explorando el naufragio del USS Spiegel Grove a más o menos 21 metros bajo el agua en Key Largo, Florida. Courtesy Christian Baki
Un nudibranquio se desliza por el fondo del océano en Gloucester, Massachusetts. Courtesy Jorge Gonzalez
Una juguetona cria de foca saluda a Marla Matin cerca de la Isla de San Clemente en California. Courtesy Marla Matin
El buzo Adam Puche tomó esta foto de una raya venenosa del sur con su compañero de buceo al fondo en Cozumel, México. Courtesy Matt Swinden