Travel

Dos argentinos a dedo por el mundo

Published 1:59 PM ET, Fri May 16, 2014
Share
nomadas1nomadas1
1 of 8
Laura Lazzarino y Juan Pablo Villarino son dos argentinos que decidieron dejarlo todo y convertirse en nómadas. Sólo con la ayuda de su dedo sus sonrisas han logrado atravesar América en 18 meses haciendo autoestop, por carreteras secundarias, desde las Guayanas hasta la Antártida gastando apenas siete dólares por día.De su experiencia escribieron el libro Caminos invisibles. CORTESIA / JUAN VILLARINO y LAURA LAZZARINO
Tras una enrevesada travesía que les llevó por la selva brasileña y más de 400 km de aventuras llegaron a la Guyana francesa, donde disfrutaron de su naturaleza, como las tortugas laud gigantes, y se sorprendieron al descubrir el legado que los esclavos hindúes y sus descendientes dejaron en la zona. "Hay vacas sagradas, templos hindées y comes arroz con curry, aquello fue inesperado", explica Juan Pablo. CORTESIA / JUAN VILLARINO y LAURA LAZZARINO
En Colombia se propusieron llegar a las tierras de los Wayuu. Tras compartir camión con un montón de operarios, siguieron a pie por el desierto de Guajira, siguiendo las huellas de las bicicletas hasta dar con una comunidad wayuu que los acogió. CORTESIA / JUAN VILLARINO y LAURA LAZZARINO
Laura y Juan Pablo lograron llegar a la Antártida también haciendo 'barcostop'. Más bien convencieron a un capitán de barco para que les permitiera embarcar. Así lograron llegar a la base ucraniana Vernadsky. El punto más al sur al que nadie jamás haya llegado a dedo. CORTESIA / JUAN VILLARINO y LAURA LAZZARINO
Además de haber atravesado toda América del Sur haciendo autostop, en 2005 Juan Pablo atravesó desde Irlanda del Norte a Tailandia por tierra, íntegramente a dedo. En su recorrido atravesó varios desiertos, como el Sahara. CORTESIA / JUAN VILLARINO y LAURA LAZZARINO
"¿Tres en una moto?, mientras se avance..." Así acabó en una moto para tres por una carretera siria cuando se lanzó a atravesar el "Eje del mal". Cruzar Irak, Irán y Afganistán, Turquía, Siria, Jordania y Egipto haciendo autostop "sirvió para documentar la solidaridad de sus habitantes y desmantelar los estereotipos mediáticos montados por el 'establishment' para justificar sus guerras". CORTESIA / JUAN VILLARINO y LAURA LAZZARINO
Villarino plasmó su experiencia en el libro 'Un Vagabundo en el Eje del Mal'. "Alguna vez me tocó tomar el té en un campo minado, aprovisionar mi mochila en una base norteamericana en Afganistán, o entrar en Irak como un vagabundo para terminar dando lecciones de autostop en el Parlamento del Kurdistán", recuerda. CORTESIA / JUAN VILLARINO y LAURA LAZZARINO
El Monte Kailash, en el Tibet, es considerado el centro del universo, por varias culturas. Pero para llegar allí, la única ruta es una carretera casi fantasma, con un muy poco tránsito dónde es "realmente difícil que te levanten". CORTESIA / JUAN VILLARINO y LAURA LAZZARINO