Showbiz

Ganadores del Óscar a mejor actor

Published 7:09 PM ET, Mon February 24, 2014
Share
best actor screenbest actor screen
1 of 87
Tres súper estrellas, un debutante y un veterano de Hollywood competirán por los honores al mejor actor en la 86ª entrega de los Premios de la Academia en marzo. Descubre qué leyendas se llevaron a casa premios Óscar en el pasado, desde el actor alemán Emil Jannings en la primera entrega de los premios en 1929 hasta el tres veces ganador Daniel Day-Lewis en el evento de 2013: ROBYN BECK/AFP/Getty Images
El primer Óscar al mejor actor lo recibió Emil Jannings en la ceremonia inaugural de la academia celebrada en 1929. Jannings recibió los galardones por dos películas: "El destino de la carne" de 1927 y "La última órden" de 1928. ejs/ap
Warner Baxter, a la derecha, ganó el Óscar al mejor actor por su papel como el Cisco Kid en "En el viejo Arizona" (1929). Baxter aparece aquí con la ganadora del premio a la mejor actriz, Mary Pickford, en la ceremonia de premiación en abril de 1930, la cual reconocía a las películas hechas entre el 1 de agosto de 1928 y el 31 de julio de 1929. Baxter amaba tanto el papel que lo repitió dos veces más, en "Cisco Kid" (1931) y de nuevo en "El regreso del Cisco Kid" (1939). Gamma-Keystone via Getty Images
George Arliss ganó el Óscar al mejor actor por "Disraeli", aparentemente derrotándose a sí mismo ya que estaba nominado por esa película y por "La Diosa verde". En los primeros años de los Premios Óscar, una nominación podía reconocer a más de un papel. Sin embargo, por razones que no están del todo claras, el actor ganó solo por "Disraeli". Tal vez fue un problema técnico de parte de la academia, o quizá los votantes verdaderamente prefirieron su interpretación del famoso Primer Ministro británico. La ceremonia de premiación de noviembre de 1930 reconoció los trabajos realizados en 1929 y 1930. Warner Brothers
Lionel Barrymore, quien aparece aquí con la ganadora del premio a la mejor actriz por "Min and Bill", Marie Dressler, ganó el Oscar al mejor actor por su trabajo en "Un alma libre". Barrymore interpretó a un abogado alcohólico cuya hija se involucra con un mafioso a quien ayudó a salir en libertad. John Kobal Foundation/Getty Images
El ganador del Óscar del año anterior, Lionel Barrymore, a la izquierda, le entrega a Wallace Beery, a la derecha, el Óscar como mejor actor por "El Campeón". Beery empató ese año con Fredric March en "El doctor y el monstruo". Everett Collection
Fredric March, a la derecha, fue galardonado el mismo año que Wallace Beery por "El doctor y el monstruo". Beery en realidad recibió un voto menos que March, lo que resultó en un empate según las reglas de la academia de aquel entonces. New York Times Co./Getty Images
El actor británico Charles Laughton ganó el Óscar como mejor actor por su papel protagónico en "La vida privada de Enrique VIII" (1933); así, superó a Leslie Howard en "La plaza de Berkeley" (1933) y a Paul Muni en "Soy un fugitivo" (1932). La sexta entrega de los premios se celebró en marzo de 1934 y reconoció a las películas estrenadas entre el 1 de agosto de 1932 hasta el 31 de diciembre de 1933. Silver Screen Collection/Getty Images
La condición de Clark Gable como un ícono de Hollywood se consolidó cuando la estrella de taquilla ganó el Óscar al mejor actor por la película "Sucedió una noche", dirigida por Frank Capra (1934). La excéntrica comedia tuvo un enorme éxito con los votantes de la academia en la ceremonia de febrero 1935, y arrasó con las cinco principales categorías: mejor película, mejor director (Capra), mejor guión adaptado y mejor actriz (Claudette Colbert). Imagno/Getty Images
Victor Mclaglen, a la izquierda, superó a dos anteriores ganadores del Óscar y se llevó el premio al mejor actor por "El delator". Competía en la misma categoría con Charles Laughton y Clark Gable, ambos nominados por sus papeles en "Motín a bordo", la cual obtuvo el premio a mejor película. Mclaglen aparece con la ganadora del premio a mejor actriz, Bette Davis, y el cineasta D.W. Grffith, quien se hizo famoso por "El nacimiento de una nación", en la ceremonia de marzo de 1936. NBC/NBCU Photo Bank via Getty Images
Después de dos nominaciones previas en la categoría de mejor actor, Paul Muni finalmente ganó por su papel protagónico en "La tragedia de Louis Pasteur", la primera de varias películas biográficas que hizo en Warner Bros. Stringer/Michael Ochs Archives/getty images
Spencer Tracy, a la izquierda, con su co- estrella Freddie Bartholomew, ganó su primer Óscar por su papel como un pescador portugués en "Capitanes Intrépidos". Superó a los ganadores de Premios Óscar Frederic March en "Nace una Estrella" y a Paul Muni en "La vida de Emile Zola". Fue la segunda nominación de Tracy. Warner Brothers
Spencer Tracy (1939) se lleva a casa su segundo Óscar por "Forja de hombres". Aquí aparece junto a Bette Davis, mejor actriz por "Jezabel", en la ceremonia que se llevó a cabo en 1939. Popperfoto/Getty Images
El Óscar que Robert Donats ganó por "Adiós, Mr. Chips" definitivamente fue una sorpresa. Donat se llevó el premio por su papel protagónico como un maestro de escuela, y superó excelentes actuaciones, entre ellas a Clark Gable en "Lo que el viento se llevó", a James Stewart en "El Sr. Smith va a Washington" y a Laurence Olivier en "Cumbres borrascosas". Metro-Goldwyn-Mayer Inc.
Después de perder el Óscar un año antes por su icónico papel en "El Sr. Smith va a Washington", James Stewart recibió el premio por su interpretación de un reportero que se enamora de Katherine Hepburn en "Historias de Filadelfia". Stewart y Ginger Rogers, la ganadora del premio a mejor actriz, celebran sus reconocimientos en la ceremonia llevada a cabo en 1941. Hulton Archive/Getty Images
James Stewart, a la derecha, le entrega a su compañero Gary Cooper la estatuilla por "El sargento York". Cooper superó a Orson Wells, cuya película "Citizen Kane" también fracasó en la categoría de mejor película, pero se ha convertido en el arquetipo de un clásico de Hollywood. Courtesy Everett Collection
Gary Cooper, a la derecha, felicita a James Cagney por su premio como mejor actor en "Yanqui Dandy" en la entrega de los Premios Óscar llevada a cabo en 1943. Cooper, quien también estaba nominado por "El orgullo de los yanquis" no pareció tener resentimientos en contra de Cagney. John T. Burns/ap
El actor Paul Lukas se enfrentaba a una reñida competencia con las estrellas Humphrey Bogart ("Casablanca") y Gary Cooper ("Por quien doblan las campanas"), pero logró llevarse a casa el Óscar por "Alarma en el Rhin". Lukas y la ganadora del premio a la mejor actriz, Jennifer Jones, celebran en la ceremonia llevada a cabo en 1944. Courtesy Everett Collection
Bing Crosby, a la derecha, y su coestrella Barry FitzGerald encuentran razones para celebrar en la ceremonia de premiación de 1945. Ganaron los premios al mejor actor y mejor actriz de reparto, respectivamente, por "Siguiendo mi camino". Hulton Archive/Getty Images
Ray Milland tuvo una prolífica carrera durante décadas, incluyendo un papel destacado en la película "La llamada fatal", pero recibió solo una nominación al Óscar. Por suerte, hizo que contara, ya que ganó el premio al mejor actor por su papel como un escritor alcohólico en "Días sin huella". Ingrid Bergman le entrega a Milland el premio en la ceremonia de 1946. Keystone/Getty Images
Fredric March, a la derecha, Dana Andrews, al centro, y Harold Russel obtuvieron una respuesta emocional de las audiencias de la posguerra como soldados que regresaban a casa en "Los mejores años de nuestra vida". March recibió su segundo Óscar por el papel. RKO Pictures Inc.
Ronald Colman, en el extremo derecho, una estrella desde los días de silencio, recibió el Óscar como mejor actor por su papel de actor celoso en "Doble vida". Coleman aparece con los otros ganadores en la ceremonia de 1948 -de izquierda a derecha, Darryl Zanuck, productor de la mejor película "La barrera invisible", la ganadora del premio a la mejor actriz, Loretta Young, el mejor actor de reparto Edmund Gwenn y la mejor actriz de reparto Celeste Holm. Hulton Archive/Getty Images
El compromiso de Laurence Olivier para llevar la obra "Hamlet" de Shakespeare a la pantalla, le trajo buenos resultados en los Premios Óscar. Olivier se llevó el Óscar al mejor actor por el papel principal, y "Hamlet" ganó como mejor película. Aquí, Olivier aparece con la ganadora a la mejor actriz, Jane Wyman, en 1949. Courtesy Everett Collection
Broderick Crawford, el segundo de izquierda a derecha, superó a Kirk Douglas, Gregory Peck, Richard Todd y John Wayne para hacerse acreedor del Óscar al mejor actor por "Todos los hombres del rey". Crawford aparece con la ganadora del premio a la mejor actriz de reparto, Mercedes McCambridge, en el extremo izquierdo, con la ganadora del premio a la mejor actriz, Olivia de Havilland, y el ganador como mejor actor de reparto, Dean Jagger, en la ceremonia de 1950. Ed Clark//Time Life Pictures/Getty Images
José Ferrer, quien es de origen puertorriqueño, se convirtió en el primer hispano en ganar un Óscar cuando recibió el premio al mejor actor por "Cyrano de Bergerac". Aquí aparece con Gloria Swanson, a la izquierda, y Judy Holliday (mejor actriz por "Nacida ayer") en 1951. Popperfoto/Getty Images
Claire Trevor no puede resistirse a darle un beso a Humphrey Bogart tras bambalinas en la entrega de los Premios Óscar en 1952 luego de ganar el premio al mejor actor por "La reina africana". Bogart le ganó a Marlon Brando en "Un tranvía llamado Deseo", a Fredric March en "Muerte de un viajante" y a Montgomery Clift en "Ambiciones que matan". Hulton Archive/Getty Images
Gary Cooper ganó su segundo premio como mejor actor por la clásica película de género western "A la hora señalada" con Grace Kelly. Otros nominados en la misma categoría de Cooper eran Kirk Douglas por "Cautivos del mal", José Ferrer por "Moulin Rouge", Alec Guinness por "Oro en barras" y Marlon Brando por "Viva Zapata!". Universal
William Holden celebra su victoria como mejor actor por "Traidor en el infierno" con la ganadora del premio a la mejor actriz de reparto, Donna Reed, en la entrega de los Premios Óscar en 1954. Ésta fue la segunda nominación del actor; la primera la obtuvo por el clásico "Sunset Boulevard", de Billy Wilder, estrenada en 1950. Herb Ball/NBC/NBCU Photo Bank via Getty Images
El anfitrión de la ceremonia de entrega de los Premios Óscar, a la derecha, pudo haberlo intentado, pero por ningún motivo, Marlon Brando se hubiera separado de su premio al mejor actor en la ceremonia de 1955. Antes de ese momento, Brando había perdido por tres años consecutivos, pero la suerte del actor finalmente cambió con "La ley del silencio". Hulton Archive/Getty Images
Ernest Borgnine enfrentó una fuerte competencia por el título de mejor actor, derrotando a James Dean ("Al este del paraíso"), a Frank Sinatra ("El hombre del brazo de oro"), a James Cagney ("Quiéreme o déjame") y a Spencer Tracy ("Conspiración de silencio"). Tras bambalinas en la ceremonia de 1956, Borgnine sostiene el Óscar por su representación de un carnicero solitario en "Marty". Earl Leaf/Michael Ochs Archives/Getty Images
Yul Brynner repitió su éxito como el Rey de Siam, y ganó el Óscar al mejor actor por "El rey y yo". Aquí aparece en la ceremonia de 1957. Archive Photos/Getty Images
El actor británico Alec Guinness siempre será conocido por los fans de "La guerra de las galaxias" como Obi-Wan Kenobi, pero ya contaba con una gloriosa carrera en el escenario y en la pantalla mucho antes éxito de taquilla de George Lucas. Luego de perder una nominación anterior al Óscar, finalmente ganó el premio al mejor actor como el funcionario británico durante la Segunda Guerra Mundial en "El puente sobre el río Kwai". Columbia Tristar/Getty Images
David Niven, a la derecha, se une a sus compañeros ganadores de premios de la academia, Burl Ives y Susan Hayward en la ceremonia de 1959 luego de ganar el premio al mejor actor por "Mesas separadas". El actor superó a Tony Curtis y Sidney Poitier, ambos por "Fugitivos"; a Paul Newman en "La gata sobre el tejado de zinc"; y a Spencer Tracy en "El viejo y el mar". Archive Photos/Getty Images
Charlton Heston ayudó a "Ben-Hur" a ganar un récord de 11 Premios de la Academia, superando a Jack Lemmon, James Stewart, Paul Muni y Laurence Harvey como mejor actor. Heston aparece con la actriz francesa Simone Signoret (mejor actriz por ("Un lugar en la cumbre") en la ceremonia de 1960. Hulton Archive/Getty Images
Burt Lancaster fue dos veces ganador en la ceremonia de la entrega de los Premios Óscar 1961. Ganó el premio al mejor actor por el papel principal en "El fuego y la palabra", y tuvo a la glamorosa Elizabeth Taylor, ganadora del premio a la mejor actriz por "Butterfield 8", a su lado tras bambalinas. Silver Screen Collection/Getty Images
Maximilian Shell venció a su coestrella de "El juicio de Núremberg", Spencer Tracy, y ganó el premio al mejor actor. Anteriormente, Shell había representado el personaje del abogado alemán Hans Rolfe en una versión para la televisión de "Los juicios de Núremberg". DPA /LANDOV
La interpretación de Gregory Peck como el abogado Atticus Finch en la película basada en la novela "Matar a un ruiseñor" fue un film destacado para los votantes de la academia. Superó a otros actores en una reñida competencia en la misma categoría: Peter O´Toole por "Lawrence de Arabia" y a Burt Lancaster por "El hombre de Alcatraz". Aquí, Peck y su esposa, Veronique, asisten a una fiesta posterior a la entrega de los premios en 1963. Jack Albin/Getty Images
Sidney Poitier se convirtió en el primer afroamericano en ganar un Óscar como mejor actor, por su trabajo en "Los lirios del valle". Poitier ya había sido nominado una vez por "Fugitivos". Curiosamente, Poitier fue el único de los cuatro ganadores en la categoría de actuación que estuvo presente en la ceremonia de 1964. Archive Photos/Getty Images
Todos nos enamoramos de "Mi bella dama". La academia ciertamente lo hizo. Rex Harrison recibió el premio al mejor actor por su papel de Henry Higgins, en la ceremonia de 1965, y el musical se ganó el premio a la mejor película, entre otros. Sin embargo, la interpretación de Audry Hepburn como Eliza Doolitle ni siquiera fue nominada. El Óscar se lo llevó Julie Andres por "Mary Poppins". Hulton Archive/Getty Images
Lee Marvin ganó el Óscar por su papel cómico en "La ingenua explosiva", superando a pesos pesados dramáticos como Laurence Olivier en "Otelo", Richard Burton en "El espía que surgió del frío," Rod Steiger en " El prestamista "y Oskar Werner en "El barco de los locos". Aquí, Marvin aparece con quien era su novia en aquél entonces, Michelle Triola, en 1966. Keystone/Getty Images
Paul Scofield también se enfrentó a actores destacados, particularmente a Richard Burton en "¿Quién teme a Virginia Wolf?" Pero Scofield, quien aparece aquí con Susannah York, recibió el premio por su trabajo como Thomas More en el drama de período "Un hombre para todas las estaciones". Columbia Pictures
Sidney Poitier podría haber sido la estrella del drama de detectives "En el calor de la noche", pero fue rechazado en lacompetencia por los premios. Sin embargo, a los votantes de la academia sí les encantó la película: "En el calor de la noche" ganó como mejor película, y la coestrella de Potier, Rod Steiger, se llevó el premio al mejor actor. Aquí aparece con su premio en la ceremonia de 1968. ap
- La interpretación de Cliff Robertson de un hombre con problemas mentales en el drama "Charly" fue suficiente para vencer a los otros actores en su categoría, como Peter O'Toole y Alan Arkin. ap
La categoría de mejor actor tenía excelentes interpretaciones el año en que John Wayne se llevó el premio por "Valor de ley". En solo su segunda nominación, la leyenda de Hollywood venció a los nuevos actores Dustin Hoffman y Jon Voigh en "Cowboy de media noche", así como a Richard Burton en "Ana de los mil días" y a Peter O´Toole en "Adiós, Mr. Chips". Barbra Streisand felicita a Wayne en la ceremonia de 1970. STAFF/AFP/Getty Images
"Patton" presenta una de las imágenes más reconocidas en las películas -la del general que George C. Scott interpretó de pie frente a la bandera de Estados Unidos- y fue tan aclamada como popular. Pero mientras "Patton" se llevó el título de mejor película, y le otorgó a Scott el Óscar como mejor actor, él no estaba contento. Él se rehusó a aceptar el premio; calificó a las políticas que rodeaban la ceremonia de "degradantes" y comparó a la entrega de los Óscar como un "desfile de carne de dos horas". stringer/AFP/Getty Images
Todos querían tomar parte en "The French Connection", y la estrella Gene Hackman fue recompensada generosamente con el premio al mejor actor en la ceremonia de 1972. Paul Slade/Paris Match via Getty Images
Un Óscar es un honor que la mayoría de estrellas nunca rechazarían, pero Marlon Brando lo hizo cuando la academia le entregó el premio al mejor actor por "El padrino" en la ceremonia de 1973. Brando, quien había ganado el premio antes, dijo que estaba protestando por la representación de los nativos americanos en la televisión y en las películas. Paramount Pictures
A la academia le encantaba nominar a Jack Lemmon, pero no tan fácil le otorgaba el premio. La suerte de la estrella cambió cuando "Salvad al tigre" le significó el Óscar como mejor actor. Ron Galella/WireImage/getty images
Para Art Carney, hubo dos frases que le ayudaron a conseguir el Óscar como mejor actor por "Harry y Tonto". "¡Házlo! Ya estás grande", sabias palabras de su agente. UPI Photo/Landov
Después de perder cuatro veces como nominado al Óscar, Jack Nicholson triunfalmente reclamó su premio por "Alguien voló sobre el nido del cuco". Ron Galella/WireImage/getty images
La película "Un mundo implacable" ('Network') de Peter Finch se enfrentó a una reñida competencia por el premio al mejor actor. Compitió con Robert De Niro en "Taxi Driver" y Sylvester Stalone en "Rocky", ganadora como mejor película, al igual que su coestrella de "Un mundo implacable", William Holden. Finch murió dos meses antes de la ceremonia celebrada en marzo de 1977, y se convirtió en el primer actor en recibir un Óscar póstumamente. MGM
John Travolta en "Fiebre de sábado por la noche y Woody Allen en "Dos extraños amantes" se han convertido en los mejores ejemplos de personajes en películas de los años setenta, pero la interpretación de Richard Dreyfuss como un actor con dificultades en "La chica del adiós" fue la más destacada para los votantes de la academia en aquella época. Aquí, el actor acepta su premio en la ceremonia de 1978. ABC Photo Archives/ABC via Getty Images
Jon Voight había sido nominado a un Óscar como mejor actor una vez antes por la película de 1969 "Vaquero de media noche", pero fue por el drama "Regreso sin gloria", sobre la Guerra de Vietnam, que finalmente se hizo acreedor del premio. ABC Photo Archives/ABC via Getty Images
Al igual que Jack Nicholson antes que él, Dustin Hoffman fue por siempre la dama de honor pero nunca la novia. Pero después de perder por "El vaquero de media noche", "El graduado" y "Lenny", Hoffman aceptó el premio en la ceremonia de 1980, gracias a su trabajo en "Krammer contra Krammer", premiada como mejor película. ABC Photo Archives/ABC via Getty Images
Robert De Niro se enfrentó a los grandes del cine como Peter O'Toole y Jack Lemmon en la categoría de mejor actor. De Niro ya había ganado el Óscar como mejor actor de reparto por "El Padrino: parte II" y los votantes de la academia no pudieron evitar otorgarle el premio a mejor actor pot "Toro salvaje", especialmente debido a que subió casi 60 libras para interpretar a Jack LaMotta un boxeador de edad avanzada. ABC Photo Archives/ABC via Getty Images
Después de ser una leyenda del cine durante más de 40 años, Henry Fonda ganó su primer Óscar competitivo por "Nuestros años dorados". Su coestrella, Katharine Hepburn, también se destacó en la película como su esposa, y obtuvo su cuatro premio como mejor actriz con esta interpretación. Universal Pictures
La interpretación de Ben Kingsley en "Gandhi" fue la actuación vencedora en la competencia por el Óscar al mejor actor, y ni Dustin Hoffman por "Tootsie", ni Paul Newman por "Veredicto final" fueron los vencedores. Ron Galella/WireImage/getty images
Robert Duvall ganó el premio al mejor actor por su interpretación de un cantante de música country en "El precio de la felicidad". MIKE HILL/AFP/Getty Images
La interpretación de F. Murray Abraham como Salieri en "Amadeus" impactó a los votantes de la academia, quienes lo coronaron como mejor actor. Bill Stahl Jr./NY Daily News Archive via Getty Images
Memorias de África" dominó los Premios Óscar en la ceremonia de 1986, pero William Hurt recibió el premio al mejor actor por su interpretación de un hombre homosexual encarcelado en "El beso de la mujer araña". Reed Saxon/ap
La interpretación de Paul Newman en "El color del dinero" lo hizo acreedor de un Óscar. Fue la primera victoria competitiva del actor, pero no estuvo ahí para aceptarla. Él había bromeado diciendo que, después de presentarse y perder en seis ocasiones distintas, quizá finalmente conseguiría el premio si se ausentaba. Touchstone/The Kobal Collection
El credo de la avaricia de Gordon Gekko resultó bastante bien para Michael Douglas. La estrella -hijo de otro actor quien frecuentemente era nominado a un Óscar, Kirk Douglas- recibió su primera nominación y primera victoria como mejor actor por su papel de despiadado empresario en "El poder y la avaricia". Aquí, Michael Douglas aparece con Marlee Matlin en la ceremonia de 1988. SCOTT FLYNN/AFP/Getty Images
Hubo una lluvia de premios para "Rain Man", una película en la que Dustin Hoffman interpretaba a un autista prodigio y Tom Cruise, a su hermano menor. Hoffman se llevó su segundo Óscar como mejor actor y recibió las felicitaciones de Cruise en la ceremonia de 1989. Cruise ni siquiera fue nominado, pero probablemente se sintió conforme con haber protagonizado la que fuera premiada como mejor película. Time & Life Pictures/Getty Images
Antes de que Daniel Day-Lewis se volviera tan admirado que podía infundir temor en los corazones de otros aspirantes a los premios Óscar, él demostró su temple con la película biográfica "Mi pie izquierdo", por la que obtuvo su primer Óscar como mejor actor. No fue tarea fácil: Day-Lewis se enfrentó a Morgan Freeman en "Conduciendo a Miss Daisy", a Kenneth Branagh en "Enrique V", a Tom Cruise en "Nacido el cuatro de julio" y a Robin Williams en "La sociedad de los poetas muertos". SCOTT FLYNN/AFP/Getty Images
Suponemos que la academia no podía justificar darle a Kevin Costner el premio al mejor director, mejor película y mejor actor por "Danza con lobos", por lo que Jeremy Irons se llevó a casa la estatuilla como mejor actor por su papel de Claus von Bülow en "El misterio von Bülow". Time Life Pictures/DMI/Time Life Pictures/Getty Images
Anthony Hopkins ciertamente se destacó como Hannibal Lecter en "El silencio de los inocentes", así que no fue ninguna sorpresa que se haya llevado el Óscar como mejor actor por su interpretación. John Barr/Liaison/getty images
Antes de "Perfume de mujer", Al Pacino había sido nominado para mejor actor y mejor actor de reparto dos veces, y nunca había ganado. Pero el momento en el que el actor pudo aceptar un Óscar finalmente llegó en la ceremonia de 1993. Pacino podría haber ganado por "Perfume de mujer", pero ese año también ganó en la categoría de mejor actor de reparto por "Éxito a cualquier precio". HAL GARB/AFP/Getty Images
Nadie se imaginaba que cuando Tom Hanks ganó el Óscar al mejor actor por el drama legal "Philadelphia", estaría de vuelta en la ceremonia muy pronto, y en un papel muy diferente. TIMOTHY CLARY/AFP/Getty Images
Tom Hanks demostró su versatilidad cuando ganó el Óscar al mejor actor por segundo año consecutivo. Esta vez, recibió el premio por su interpretación del joven con bajo coeficiente intelectual pero infatigable "Forrest Gump". Vince Bucci/AFP/Getty Images
Nicolas Cage podría ahora ser objeto de bromas en Internet —seguramente lo has visto balancearse de una bola de demolición— pero era el candidato a vencer en la entrega de los Premios Óscar en 1996. Cage ganó el premio al mejor actor por "Adiós a Las Vegas", su primera nominación y primera victoria. KIM KULISH/AFP/Getty Images
Algunos actores languidecen como nominados durante años antes de ganar un Óscar, pero Geoffrey Rush ganó el premio al mejor actor en su primer intento con "Claroscuro". TIMOTHY A. CLARY/AFP/Getty Images
A estas alturas, todo el mundo sabía la clase de actor que era Jack Nicholson, pero se recordó a los aficionados una vez más con "Mejor... imposible", recibiendo otro Óscar más como mejor actor. TIMOTHY A. CLARY/AFP/Getty Images
El actor italiano Roberto Benigni era desconocido para las audiencias de Estados Unidos antes de "La vida es bella", pero se destacó en la entrega de los Óscar en 1999. La academia le dio el Óscar al mejor actor por "La vida es bella", la cual también sé llevó el premio como la mejor película extranjera. VINCE BUCCI/AFP/Getty Images
"American Beauty" presentaba una mirada cínica a una familia estadounidense de la clase media con la llegada de un nuevo siglo. La estrella Kevin Spacey recibió el premio al mejor actor por la interpretación de un hombre adulto que desea a la amiga de su hija adolescente. El film también ganó como mejor película, director (Sam Mendes) y guión original (Alan Ball). TIMOTHY A. CLARY/AFP/Getty Images
La academia se deleitó con la actuación de Russell Crowe en "Gladiador", una superproducción que se llevó los honores a mejor película, mejor diseño de vestuario, mejor sonido, mejores efectos visuales y mejor actor; ésta fue la primera victoria para el australiano Crowe. TIMOTHY A. CLARY/AFP/Getty Images
Denzel Washington tiene una reputación de ser un buen tipo en Hollywood, así que su transformación en el monstruoso detective Alonzo en "Día de entrenamiento" fue algo increíble. Después de haberse llevado la estatuilla como mejor actor de reparto por "Tiempos de gloria", Washington se llevó el premio al mejor actor por "Día de entrenamiento". Así, se convirtió en el primer afroamericano en haber ganado ambos. LEE CELANO/AFP/Getty Images
Adrien Brody se veía tan emocionado cuando ganó el premio al mejor actor por "El pianista", que incluso envolvió a la presentadora Halle Berry en el momento con un beso apasionado en la ceremonia de 2003. "Te apuesto a que no te dijeron que eso venía en la bolsa de regalos", bromeó al terminar. Fue su primera nominación y victoria. TIMOTHY A. CLARY/AFP/Getty Images
La competencia por el Óscar al mejor actor fue complicada cuando Sean Penn se enfrentó a Jude Law por "Regreso a Cold Mountain" y a Bill Murray por "Perdidos en Tokio", entre otros. Al final, fue el trabajo de Penn en "Río Místico" lo que lo hizo acreedor de su primer Premio de la Academia. Kevin Winter/Getty Images
Antes de "Ray", a Jamie Foxx lo conocían principalmente como comediante, el tipo de actor que protagonizaría la comedia "Booty Call". Pero después de su interpretación del cantante Ray Charles en una biografía musical, las personas se dieron cuenta de que lo habían subestimado como actor. La academia también empezó a poner atención, y le dio a Foxx dos nominaciones para la ceremonia de 2005: una como mejor actor en "Ray" y otra como mejor actor de reparto en "Colateral, lugar y tiempo equivocado". No ganó en la categoría de mejor actor de reparto, pero estamos seguros de que podrá vivir con esa pérdida. Carlo Allegri/Getty Images
La interpretación de Philip Seymour Hoffman del escritor Truman Capote en "Capote" fue el tipo de intensa inmersión que las audiencias habían esperado del actor. Fue reconocido con el premio al mejor actor; su único Óscar. Kevin Winter/Getty Images
Hasta "El último rey de Escocia", Forest Whitaker había sido completamente pasado por alto por la academia. Pero luego de su magistral interpretación del dictador de Uganda, Idi Amin, los votantes de la academia le entregaron el Óscar. stringer/AFP/Getty Images
Si Daniel Day-Lewis está en la competencia, es probable que el premio se para él. El actor ganó su segundo Óscar como mejor actor por "Pozos de ambición". Aquí recibe el premio de manos de Helen Mirren en la ceremonia de 2008. Kevin Winter/Getty Images
Sean Penn, aquí con la ganadora del premio a mejor actriz, Kate Winslet, a la izquierda, y con la mejor actriz de reparto Penélope Cruz, dio la interpretación su vida como el político Harvey Milk, el político abiertamente homosexual en "Milk." La academia premió a Penn con su segundo Óscar como mejor actor en la ceremonia de 2009. Jason Merritt/Getty Images
Como es lógico, Jeff Bridges estaba extasiado cuando ganó el Óscar como mejor actor en "Corazón rebelde". Bridges ya había sido nominado en cuatro ocasiones anteriormente y, debido a que se encontraba en la misma categoría que George Clooney por "Amor sin escalas" y Jeremy Renner por "El casillero del dolor", no era una victoria obvia. Así que cuando escuchó su nombre en la ceremonia de 2010, Bridges disfrutó el momento en su discurso de aceptación: "Gracias, mamá y papá, por entregarme a una profesión tan genial", dijo. Kevin Winter/Getty Images
La representación que Colin Firth hizo de la lucha del Rey Jorge VI por vencer un impedimento del habla superó a Jesse Eisenberg ("La red social") y a James Franco ("127 horas"), entre otros, para llevarse el Óscar al mejor actor. GABRIEL BOUYS/AFP/Getty Images
"El artista", una película muda en blanco y negro, fue una celebración del cine clásico. Su estrella, el actor francés Jean Dujardin, parecía tener asegurado el Óscar al mejor actor, aunque competía contra actores como George Clooney y Brad Pitt. Cuando llegó la noche de la ceremonia en 2012, Dujardin se llevó el premio. Kevin Winter/Getty Images
Una vez más, la competencia por el Óscar al mejor actor estaba repleta de increíbles actuaciones, desde Bradley Cooper en "El lado bueno de las cosas" hasta Denzel Washington en "El vuelo". Pero Daniel Day Lewis se transformó por completo en el presidente no. 16 de Estados Unidos en la película "Lincoln", de Steven Spielberg, y se llevó el premio en la ceremonia de 2013. Así, se convirtió en el primero en ganar el premio al mejor actor en tres ocasiones. Christopher Polk/Getty Images