Health

La verdad sobre 10 mitos de los efectos del invierno en la salud

Published 3:40 PM ET, Wed January 29, 2014
Share
winter health myths 5winter health myths 5
1 of 10
Mito: "El aire frío te puede enfermar". La verdad: A pesar de ser llamado el resfriado común, las bajas temperaturas por sí solas no te enfermarán. De hecho, la verdad es exactamente lo contrario. "Las células que combaten la infección en realidad aumentan si te sometes al frío", dice la doctora Rachel C. Vreeman. Es la forma en que tu cuerpo combate el estrés de las temperaturas frías.
Además, de acuerdo al Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, el virus del resfriado se desarrolla mejor cerca de los 91 grados; si tú estás fuera en el frío, tus fosas nasales seguramente están más frías que eso.
Chris Tobin/Getty Images
Prepárate para salir de tu edredón y sal al sensacional (y si, frío) aire libre. De acuerdo a investigaciones publicadas en "Medicina y ciencia de la actividad física y del deporte", en temperaturas frías, las carreras son en realidad más rápidas y los pasos más rápidos queman más calorías en menos tiempo. Además, aquel duro, rápido entrenamiento puede aumentar tus niveles de endorfina -- que, de acuerdo al estudio en "Ciencias ambientales y tecnología", ya se incrementan con solo estar afuera. Sam Edwards/Getty Images
La verdad: Las alergias podrían ser la causa real detrás de tu congestionada nariz y áspera garganta en esta estación. Según la Fundación del Asma y Alergias de Estados Unidos, una de cada cinco personas sufren de alergias interiores/exteriores, y la variedad de interior puede ser realmente peor en invierno. Las mascotas no pasan mucho tiempo fuera, las ventanas cerradas sellan aire de mala calidad e incluso mucho moho prospera en invierno, dice Vreeman.
Si tus síntomas duran más de 10 días o mejoran después de tomar un antihistamínico, podría ser tiempo de visitar un alergólogo.
Jordan Siemens/Getty Images
Olvida los trajes de baño. Los grandes almacenes deberían tener en reserva filtros solares con los sombreros de tobogán. "Debido a que la superficie de la Tierra está más cerca del sol durante los meses de invierno, en realidad estamos expuestos a los rayos más dañinos, sin siquiera darnos cuenta de ello", dice el Dr. Robert Guida, un cirujano plástico certificado por el consejo en la ciudad de Nueva York.
Lo que es más, la nieve y el hielo pueden ambos reflejar hasta 80% de rayos UV nocivos por lo que podrían lastimar la piel el doble, según la Fundación de Cáncer de Piel. Por lo tanto, incluso en invierno ten en mente estas cinco formas de proteger la piel contra el cáncer.
Stuart Stevenson photography/Getty Images
Contrario a los hallazgos de un estudio del ejército de 1950, la mayor parte de tu calor corporal no se escapa por medio de tu cabeza, según Vreeman. "En el estudio ahora infame, los voluntarios visitaron el Ártico con la cabeza descubierta. Sin embargo, el resto de sus cuerpos fueron equipados con trajes diseñados para proteger contra el frío, por lo que es lógico que perdieran la mayor parte de su calor corporal por medio de sus cabezas", dice ella.
Si sales sin guantes, perderás una cantidad desproporcionada de calor a través de tus manos.
Giuliaformica/Getty Images
Mientras que los días oscuros sin duda no ayudan, hay muchos otros factores además del desorden afectivo estacional que podrían contribuir a la depresión de invierno -especialmente durante las fiestas.
Los horarios ocupados, el estrés familiar, y las preocupaciones sobre el gasto de las fiestas son más propensos a desencadenar melancolía que una TRISTEZA real, lo cual afecta a solo el 5% de los estadounidenses. Conoce más sobre las sorprendentes causas de la depresión de invierno.
Marisa/Getty Images
Entre buenas comidas, días grises y cobijas acogedoras, no es difícil imaginar por qué las mujeres suben de peso en el invierno. Pero resulta que la mujer promedio sube de una a dos libras a lo largo del invierno.
Sin embargo, un estudio de Opiniones sobre Nutrición muestra que el aumento de peso durante el período de 6 semanas de las fiestas navideñas explica el 51% de la ganancia anual de peso. Y, según un estudio publicado en el Journal of Medicine de Nueva Inglaterra, la mayoría de las mujeres no pierden esa capa adicional de aislamiento cuando llega la primavera, por lo que con el transcurrir de los años, el peso realmente puede aumentar.
Steve Cole/Getty Images
Bueno, esto podría ser más de la mitad de un mito. Cumplir con tu dosis diaria permitida de 75 mg de vitamina C es importante para mantener un sistema inmunológico saludable para prevenir e incluso combatir los resfriados, según un estudio de la Universidad de Helsinki realizado en el 2013. Otros estudios han demostrado que tomar una gran dosis de vitamina C en la primera señal de resfriado puede ayudar a reducir la duración y la gravedad de un resfriado. Kelly Sillaste/Getty Images
El clima frío podría en realidad conservar tu cabello. En un estudio del Hospital Universitario de Zurich, los investigadores dieron seguimiento a 823 mujeres durante seis años y encontraron que habían perdido la mayor parte del cabello en el verano y la menor en el invierno.
Podría ser evolutivo. Solo piensa cuan grueso es el pelaje de tu perro durante el invierno. Aun así, el cuero cabelludo seco hace crecer cabello poco saludable, quebradizo y frágil, así que si tienes picazón en la cabeza durante los días fríos y secos, es posible que tengas que invertir en un champú protector de cuero cabelludo para esa temporada, dice Vreeman.
Lisa Stirling/Getty Images
El alcohol te hace sentir caliente en el interior, pero esto es porque hace que tu sangre se eleve hacia tu piel rosada rojiza y que se aleje de tus órganos internos. Eso significa que tu temperatura corporal en realidad disminuye después de los tragos, dice Vreeman. Lo que es más, en realidad el alcohol deteriora la capacidad del cuerpo para temblar y crear calor adicional. Jochen Sand/Getty Images