Health

13 comidas reconfortantes que queman la grasa

Updated 11:26 PM ET, Thu December 26, 2013
Share
comfort foods 1comfort foods 1
1 of 14
Se llaman comidas "reconfortantes" por alguna razón, evocan cálidos recuerdos, agasajan el paladar y sosiegan el alma. Aunque algunos alimentos reconfortantes están fritos, bañados en queso o llenos de azúcar, algunos de hecho pueden ayudarte a bajar de peso. Gana la batalla contra la gordura con las siguientes comidas. Jessica Key/Getty Images
El cacao está lleno de antioxidantes, los cuales reducen los niveles de cortisol, una hormona liberada como respuesta al estrés que hace que no puedas liberarte de la grasa abdominal, dice Tara Gidus, una nutricionista de Winter Park, Florida. De hecho, un estudio de la Universidad de Cornell descubrió que la concentración de antioxidantes en el chocolate caliente es hasta cinco veces mayor que en el té negro.
La combinación en el chocolate caliente de carbohidratos y proteínas también pueden ayudar a tus músculos a recobrarse más rápidamente después de un entrenamiento fuerte, de acuerdo con la investigación en el International Journal of Sport Nutrition and Exercise Metabolism.
Getty Images
Una porción de este suculento vegetal únicamente contiene 46 calorías. Una porción también contiene dosis mayores a las recomendadas diarias de vitaminas A y K, que pueden fortalecer tu sistema inmunitario para un metabolismo saludable, dice Jonny Bowden, nutricionista y autor de "The 150 Healthiest Comfort Foods on Earth".
Además, una taza de col rizada contiene 7,6 gramos de fibra, que te satisface. La investigación del Departamento de Agricultura de los EE.UU. muestra que ingerir alimentos ricos en fibra ayuda al cuerpo a absorber las calorías de los carbohidratos.
Lisa Charles Watson/Getty Images
"Las personas que toman un caldo o sopa a base de verduras antes de comer consumen menos calorías en general", dice Rania Batayneh, nutricionista y autora de "The One One One Diet". "El agua en la sopa te ayuda a llenarte y aumenta la sensación de saciedad, y el mero acto de tomar la sopa ayuda a hacer más lento el acto de comer para que tu cuerpo tenga tiempo para notar la sensación de saciedad".
Un estudio de la universidad de Penn State encontró que las personas que tomaron sopa antes de comer los entrantes redujeron su ingesta total de calorías en un 20%. Además, las variedades de sopa de pollo con fideos están llenos de las proteínas, vitaminas y fibra que necesitas para acelerar tu metabolismo incluso después de haber comido.
Dana Hoff/Getty Images
Tu viejo amigo el café puede estimular algo más que tu estado de ánimo. También puede estimular tu metabolismo, gracias a la saludable dosis del antioxidante ácido clorogénico (CGA), que aumenta el uso de tu cuerpo de la grasa para obtener energía, dice Bowden. Las investigaciones también han mostrado que el compuesto químico puede ralentizar la liberación de glucosa en el torrente sanguíneo después de una comida mientras disminuye la resistencia a la insulina para evitar el aumento de peso.
Opta por lo fuerte: Varios estudios recientes han encontrado que la cafeína en pequeñas dosis antes de hacer ejercicio puede mejorar el rendimiento y ayudar a tus músculos a recuperarse en tiempo récord.
Kelven Ng/Getty Images
En el momento que la proteína pasa por tus labios comienza a luchar contra la grasa. Tu cuerpo debe trabajar más para descomponer la proteína y utilizarla para obtener energía, lo que significa que quemarás más calorías al digerirla, dice Gidus. También le toma más tiempo salir del estómago, por lo que mantendrá literalmente más lleno tu estómago durante más tiempo.
En un estudio publicado en el diario Nutrition Metabolism, las personas que hicieron dieta y aumentaron su ingesta de proteínas a un 30% de la dieta, consumieron alrededor de 450 calorías menos al día. En 12 semanas, esto significa que perdieron 11 libras, ¡sin hacer nada más!
Rocketroom/Getty Images
Una taza de avena caliente y pegajosa contiene 4 gramos de fibra y 6 gramos de proteína, una combinación que ralentiza la digestión de carbohidratos, reduce la respuesta de la insulina y te mantiene lleno durante más tiempo, dice Batayneh. Un estudio publicado en el European Journal of Clinical Nutrition evaluó 38 alimentos comunes y descubrió que la avena era el tercero que más satisfacía.
Cuando puedas, opta por la avena corte de acero, que pasa por un proceso menor a otras variedades y, como resultado, tiene un índice glucémico menor, una medida de cuánto aumenta un alimento los niveles de azúcar en la sangre.
Alexandra Grablewski/Getty Images
Como acompañante o mezcladas con tus comidas favoritas, los altos contenidos de agua y de fibra en las zanahorias te llenan rápidamente. Ásalas para quemar mejor las calorías: los investigadores de la Universidad de Arkansas descubrieron que las zanahorias que se asan a los 104 grados contienen tres veces más antioxidantes que las zanahorias crudas. Brian Leatart/Getty Images
Además de ayudar al corazón, el vino tinto podría ser un arma en contra del exceso de peso. Un informe de 2009 de la Universidad de Ulm en Alemania sugiere que el resveratrol, el conocido antioxidante que se encuentra en la cáscara de las uvas, inhibe la producción de células adiposas. Es más, el piruvato de calcio, una sustancia que se encuentra en el vino tinto, ayuda a las células adiposas a quemar más energía, dice Gidus.
Entretanto, en un estudio de 2011 publicado en el Archives of Internal Medicine, las mujeres que tomaban una o dos copas al día eran menos propensas en un 30% a ganar peso que las abstemias. Así que bebe vino, pero bebe únicamente una copa, cada porción de 6 onzas contiene alrededor de 150 calorías.
Jeremy Hudson/Getty Images
No dejes que los pasteles te engañen. Una taza de este alimento que te beneficia contiene tan sólo 46 calorías y 3 gramos de fibra, de acuerdo con el USDA. Además, la calabaza en una excelente fuente del antioxidante betacaroteno, que combate el estrés oxidativo y la inflamación en el cuerpo que está vinculada con un mayor almacenamiento de grasa, dice Gidus. Maren Caruso/Getty Images
Si la sopa te llena y la proteína construye el músculo, entonces el chile tiene todo eso y más. La combinación de la fibra de los tomates y la proteína de los frijoles y la carne evitan que comas en exceso. Además, la capsaicina, el componente que da el sabor picante a la pimienta picante, los chiles picantes y jalapeños también pueden quemar la grasa, dice la Dra. Sue Decotiis, especialista en pérdida de peso y médica internista certificada.
Las especias activan el sistema nervioso simpático, el cual es responsable de la respuesta de lucha o huida y del sudor inducido por las especias, para aumentar la quema de calorías en alrededor de 50 calorías diarias, dice. Esto equivale a unas 5 libras perdidas en un sólo año.
Dorling Kindersley/Getty Images
Como sea que llames a los garbanzos, una porción de media taza de estas suculentas legumbres proporcionan alrededor de 40% de tus necesidades diarias de proteínas y un 70% de tu ingesta diaria de fibra, que ayudan a estabilizar el azúcar en la sangre, a controlar los antojos y evitar comer en exceso, dice Gidus.
También son una buena fuente de saludables grasas no saturadas que pueden reducir tu cintura. Un estudio de 2009 de la Universidad de Newcastle en Australia descubrió que los participantes que consumieron más grasas no saturadas tenían índices de masa corporal más bajos y menor grasa abdominal que aquellos que consumieron menos.
Andrea Sperling/Getty Images
Las patatas tienen una mala reputación en cuanto al aumento de peso, pero en realidad están llenas de nutrientes, dice Gidus. "Los alimentos blancos contienen alicina, el químico que combate las enfermedades", dice. "Este químico, que también se encuentra presente en el ajo, ha demostrado combatir la inflamación en el cuerpo, lo cual contribuye a disminuir la cintura". Además, la investigación muestra que de caloría en caloría, las patatas blancas satisfacen más que cualquier otro alimento probado. FoodPhotography Eising/Getty Images
Comer batatas puede evitar que el azúcar se almacene en tu cintura como grasa. ¿Cómo? Las batatas son ricas en carotenoides, los pigmentos naranjas y amarillos en las plantas que ayudan al cuerpo a responder a la insulina, así como en CGA (que también se encuentra en el café).
Los carotenoides y el CGA ralentizan la liberación de la glucosa e insulina en el cuerpo, dice Bowden. Además, las batatas están llenas de fibra, que ralentiza la digestión y previene que los niveles de azúcar en la sangre se desplomen, y que tu hambre aumente bruscamente.
Brett Stevens/Getty Images