Neón, el color campeón