Convertirse en una fuente de inspiración