Protesta en aeropuerto de Acapulco