Una nueva y brillante sede del Mundial