Kingdom Tower, el rascacielos más alto del mundo