¿Una visita del más allá?