Avería del avión del príncipe Felipe