Chaplin exigió 342 tomas de una misma escena