Perder peso le ayudó a combatir el cáncer