Orsos, la isla flotante